Naan a la Parrilla

Esta es una receta de la que tuve mis dudas si la hacía o no. No estaba segura si resultaría bien.

Pero la idea de no usar el horno o sartén para hacer este pan fue más fuerte, así que le di una oportunidad e hicimos Naan a la Parrilla.

Hablemos un poco del Naan. El Naan es un pan que está en la categoría de panes chatos (flat breads) y su origen es en Asia, muy popular en la India, por lo que a este pan se le suele llamar Pan Indio.

Su elaboración es muy fácil y solo necesita de un tiempo de levado y la cocción por lo general se hace en una sartén. Una vez cocido, se suele pincelar con un poco de mantequilla clarificada (ghee) y es perfecto para acompañar una comida o consumirlo con un buen hummus.

El paso a paso para preparar este delicioso Naan a la Parrilla lo pueden ver en este video de IGTV.

Y aquí tienen la receta completa para que la puedan imprimir:

Naan a la Parrilla

Ingredientes:

  • 2 cucharaditas de levadura seca
  • ½ taza de leche
  • 4 tazas de harina sin preparar
  • 1 cucharadita de sal
  • ¾ taza de yogurt natural
  • 4 – 6 cucharadas de agua

Preparación:

  1. En un tazón pequeño mezclar la levadura con la leche y dejar reposar 5 minutos.
  2. En un tazón colocar la harina junto con la sal, el yogurt y la levadura y mezclar bien.
  3. Ir agregando el agua, cucharada por cucharada e ir amasando hasta que la masa esté suave. Como mínimo se necesitará usar 4 cucharadas, pero no más de 6.
  4. Colocar la masa sobre una mesa ligeramente enharinada, amasar un poco, formar un bollo y colocarla dentro de un tazón ligeramente engrasado. Cubrir y dejar reposar 45 minutos.
  5. Pasado el tiempo, colocar la masa sobre la mesa, dividir la masa en 4 o 6 porciones y formar bollitos y luego estirarlos en forma alargada.
  6. Colocar en la parrilla bien caliente, cuando haya cocinado por el lado que está en contacto con la parrilla, darle vuelta y dejar que cocine por este otro lado.
  7. Retirar y servir.

Receta inspirada en Grilled Naan de Lodge Cast Iron.

Acerca de Nydia

Cuando era soltera, rara vez cociné en casa de mis padres, pero cuando me casé tuve que entrar a la cocina, sobre todos los fines de semana que era cuando mi esposo y yo almorzábamos en casa, juntos preparábamos el almuerzo. Y así, poco a poco encontré el gusto a la cocina con la repostería, porque con ella puedo engreír a mi familia y sobre todo endulzarles la vida.
Esta entrada fue publicada en Panes y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Si te gustó mi publicación o tienes alguna consulta, déjame tu comentario.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .