Una Vista al JW Marriott El Convento Cusco

Viajar es uno de los grandes placeres que hay. El descubrir o redescubrir lugares nos hace dueños el mundo.

Ahora bien, viajar con hijos es toda una experiencia, pero viajar en pareja es sin duda maravillo, y hospedarse en el JW Marriott El Convento Cusco es una experiencia inolvidable.

Antes de casarnos e incluso antes de ser padres, mi esposo y yo solíamos viajar. Hemos recorrido varias zonas del Perú y algunos países alrededor del mundo. Cuando fuimos padres, la situación cambió un poco y los viajes pararon.

Pero siempre hemos pensado que la vida de pareja es tan importante como la vida de padres y siempre hemos tratado de darnos un tiempo para los dos, ya sea con una escapada de fin de semana en algún hotel en Lima, o saliendo a alguna otra ciudad por algunos días.

Y una de las ciudades que me encanta recorrerla en pareja es Cusco. Si bien hemos también ido con los chicos, el feeling es diferente, al igual que el trajín y las experiencias que se viven.

Ahora bien, Cusco es una ciudad que está abierta a todo tipo de presupuestos, y sí, la estadía en el Marriott no es barata, pero haciendo un pequeño esfuerzo, quedándose solo un par de noches, pues puede llegar a ser manejado, es como darse un regalo de pareja, es como consentirse por una vez.

La ubicación del hotel es perfecta, está muy cerca de la Plaza Mayor y cerca al barrio de San Blas, lugar que me parece encantador. Lo mejor es que no hay que subir pendientes ni escaleras para llegar a él, porque créanme que, a más de 3 mil metros sobre el nivel del mar, eso hace mucha diferencia.

El hotel tiene una mezcla de rastros incas y coloniales, como muchos de los lugares que hay en Cusco, esa mezcla que fue parte de la fusión de las dos culturas en la época de la conquista y colonia.

Tiene un patio interior, muy al estilo español, rodeado de pórticos y con una pileta central, lo que le otorga una luz natural que embellece el lugar.

Las habitaciones son amplias y cómodas. Nosotros habíamos reservado la más barata, pero gracias a una amiga tuvimos un upgrade y nos pusieron en una habitación con balcón, con vista a la placita central.

Toda la decoración es bella. Las lámparas que alumbran las áreas comunes son prácticamente obras de arte y le dan al lugar un toque de elegancia que lo hacen único.

La recepción del hotel es también digna de admirar. Cuando lleguen al hotel, tómense un tiempo de admirarla, de ver todos los detalles. Mientras lo hacen pueden tomarse una infusión natural que te ofrecen como cortesía en cualquier momento.

Pueden también disfrutar de la piscina interior, y si su presupuesto se los permite, pueden disfrutar de un magnífico spa.

En cuanto a la comida, tienen el restaurante Pirqa, ideal para una cena en pareja. Es toda una experiencia que ya se las contaré en otra oportunidad.

Si pueden, cuando reserven la habitación incluyan el desayuno. El hotel tiene uno de los mejores desayunos buffet que he probado, con opciones para todos los gustos, incluyendo panes sin gluten, algo que no es tan común encontrar en este tipo de servicios.

El restaurante es muy acogedor y la atención es buenísima, lo que hace que la experiencia sea completa. A decir verdad, toda la atención en el hotel es de primera, no se espera algo menos para un hotel como este.

¿Es un lujo hospedarse en este hotel? Sí, lo es, aunque no es el hotel más caro de la ciudad. ¿Vale la pena? Para mí valió la pena, fue un fin de semana maravilloso, claro que a donde vaya, mientras esté con mi esposo, cualquier lugar será maravilloso. Pero esa sensación de rich and famous lo complementa.

Aprovechen las ofertas que salen de vez en cuando por internet, usen millas, usen kilómetros, usen puntos, lo que les ayude a manejar mejor el presupuesto que tienen. Dense la oportunidad de tener una experiencia como esta, verán que no se van a arrepentir.

JW Marriott El Convento Cusco
Dirección: Esquina de la Calle Ruinas 432 y San Agustín – Cusco – Perú
Teléfono: (51-84) 582200
Web: http://www.marriott.com/hotels/travel/cuzmc-jw-marriott-el-convento-cusco/
Facebook: http://www.facebook.com/JwMarriottCuscoPeru/

 

Anuncios

Acerca de Nydia

Cuando era soltera, rara vez cociné en casa de mis padres, pero cuando me casé tuve que entrar a la cocina, sobre todos los fines de semana que era cuando mi esposo y yo almorzábamos en casa, juntos preparábamos el almuerzo. Y así, poco a poco encontré el gusto a la cocina con la repostería, porque con ella puedo engreír a mi familia y sobre todo endulzarles la vida.
Esta entrada fue publicada en Viajes y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Si te gustó mi publicación o tienes alguna consulta, déjame tu comentario.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.