Magdalenas de Lúcuma

Hace tiempo que había comprado harina de lúcuma y les había prometido poner algunas recetas de postres hechos con ella y la verdad me había olvidado, tenía mi bolsa bien sellada en un rincón de mi cocina y simplemente ni me acordaba.

Pues bien, ya la usé y fue para hacer unas muy simpáticas Magdalenas, ¿saben cuáles son? Sí, son esas galletitas francesas que en verdad son como bizcochitos y que tienen forma de concha…ya las ubican…bueno, aquí les enseño cómo hacerlas.

Ante todo quiero que conozcan a la lúcuma en su estado natural, es decir, como fruta. Como ven tiene un color naranja intenso, la pulpa es casi áspera y tiene una semilla marrón algo grande. La cáscara es verde, casi marrón (eso indica que está madura) y es súper fina. Con la pulpa de la lúcuma hacemos helado, cheesecake, mousse, tres leches, flan, en fin, todo lo que se les pueda imaginar. Pero eso sí, muy poca gente la come sola.

Desde hace tiempo esta fruta se viene procesando y se vende en forma de harina. Actualmente la harina de lúcuma la pueden conseguir en cualquier supermercado.  La verdad no sé si la están exportando y por lo tanto no sé si fuera del país se pueda conseguir, espero que sí porque la lúcuma es una fruta de un sabor y color muy especial.

¿Se acuerdan de mi visita a Ovni? Sí, ese rincón en plena Panamericana Sur, a la altura de Chilca, donde entre otras cosas venden helado de lúcuma. Pues bien, ahí se puede conseguir también la harina de lúcuma, de hecho fue ahí donde compré la mía y ahí la venden un poco más barata que en el supermercado, así que si todavía van para el sur, pueden aprovechar en parar ahí y comprarla…además del helado, claro está.

Encontré esta receta en el libro de Astrid Gutsche de la colección Nuestros Grandes Chefs. Tengo esa colección desde hace tiempo, pero salvo las recetas de Teresa Izquierdo no he hecho otras y las de Astrid me parecieron siempre especialmente elaboradas, al menos para alguien con poca experiencia en el arte de la pastelería. Pero ahí estaba esta receta, la de las Magdalenas de Lúcuma, y se me hizo irresistible probarla.

He visto distintas recetas de Magdalenas, y he hecho varias y la verdad es que todas me salieron bien o digamos que ricas, así que no sé cuál puede ser LA receta, es decir, asumo que debe haber una receta verídica u original sobre cómo hacer las Magdalenas y que bueno, se puede ir saborizando agregando uno que otro ingrediente. Una buena referencia puede llegar a ser la de Dorie Greenspan, la verdad es que confío bastante en sus recetas y sus sugerencias.

Lo que he podido hacer es llegar a la conclusión que para hacer Magdalenas hay que batir los huevos, usar mantequilla derretida y dejar reposar la masa y bueno, si es posible, usar los moldes especiales que tienen forma de concha. Entiendo que hay de dos tamaños, pequeños y grandes, yo tengo los moldes grandes.

La receta por sí misma me deja algunas dudas sobre cómo proceder en cada paso, no es muy explicativa, pero aquí les pongo lo que yo hice y el resultado estuvo bueno, salvo que me pareció que quedaban un poco dulces, más de lo que yo esperaba, pero creo que si se las baña con chocolate bitter puede que balancee mejor el sabor.

Pues bien para hacer esta Magdalenas de Lúcuma hay que “batir los huevos con el azúcar hasta disolverla completamente”. Muy bien, yo batí hasta tener punto cinta, ¿saben cómo es eso? Pues el batido debe estar pálido, espumoso y cuando levantan la masa con la espátula ésta cae formando una cinta. Incluso algunos le llaman punto letra porque al caer la masa puedes hacer algunos trazos, como letras.

“Añadir de manera envolvente la esencia de vainilla, la harina de lúcuma cernida y el polvo de hornear”. Bien, lo que hice primero fue cernir en un tazón pequeño la harina de lúcuma con el polvo de hornear. El color de la harina de lúcuma es medio marrón, no es anaranjada como la fruta.

Luego agregué esta harina ya cernida a la mezcla de huevos y con una espátula y en forma envolvente uní los ingredientes.

Luego agregué la vainilla, mezclando también en forma envolvente.

“Vierta la mantequilla derretida en forma de hilo y agregue la cobertura de chocolate picada”. La mantequilla se puede derretir en el microondas, pero debe estar fría para poder agregarla al batido, así que derritan la mantequilla antes de ponerse a hacer las Magdalenas. Mientras va cayendo la mantequilla van moviendo en forma envolvente. Para que sea más fácil les sugiero que dejen el tazón en la base de la batidora, bien enganchado, así no se moverá mientras hacen la mezcla. Ah…no le puse chocolate, ya no tenía…

“Mezcle bien y lleve al refrigerador durante veinticuatro horas”. Miren, lo último que quedaba de mantequilla era imposible mezclar con movimientos envolventes, así que simplemente agarré la espátula y mezcle vigorosamente, además que a estas alturas ya la masa no tenía el aire del batido. En fin, luego lo pasé a un tazón de vidrio, lo tapé y lo refrigeré, pero no por 24 horas, la verdad lo hice de un día para otro: la masa la hice en la noche y las Magdalenas las hice en la mañana del día siguiente.

“Ponga la masa en moldes de silicona para magdalenas y lleve a horno a 180°C/350°F durante ocho minutos”. Cuando retiré la masa del refrigerador estaba bien dura, no tanto como para no poder moverla, pero cuando le pasé la espátula ésta no era corrediza, más bien era un tanto espesa, como la masa para hacer las galletas de cuchara (cookies).

Así como estaba, es decir, bien fría, la puse en una manga con boquilla redonda (usé la 1A de Wilton). La verdad la receta no dice si es que hay que esperar a que la masa tome temperatura ambiente, simplemente dice retirar de la refri y llenar los moldes. Pues bien, yo otras veces que he hecho Magdalenas la masa me ha quedado más suelta y se me ha hecho más fácil rellenar los moldes con manga, por eso lo hice, pero para esta masa perfectamente se puede usar una cuchara.

No tengo moldes de silicona, sólo tengo los de metal, así que esos son los que usé. Les puse grasa en spray y limpié los bordes. Si aún no se animan a comprar el spray, pues pueden engrasar y enharinar los moldes. La receta me dio para 18 Magdalenas de las grandes, según la receta debe alcanzar para 82 pequeñas, ¿será tanto? Bueno, supongo que el chocolate que no le puse hará que aumente la masa, aunque son sólo 50 gr. de cobertura de chocolate bitter picada, no creo que haga diferencia. En fin, si hacen esta receta en los moldes pequeños, me cuentan cuántas les salieron.

Les cuento que fue un poco difícil sacar la masa de la manga, no digo imposible, pero estaba tan firme que necesité poner fuerza para vaciarla, tenía miedo que la manga se me rompa. Menos mal que sólo alcanzó para 18 Magdalenas.

Ahora, al horno precalentado hasta que estén listas. En mi horno estuvieron un total de 10 minutos. Al igual que con los muffins, pueden introducir un probador y si sale limpio, quiere decir que ya están.

“Retire, desmolde y deje enfriar sobre una rejilla”. Yo dejé que entibien dentro del molde, normalmente hago eso con cualquier cosa porque no quiero quemarme los dedos, así que una vez que el molde estaba tibio lo volteé para liberar las magdalenas y luego las pasé a una rejilla para que enfrien totalmente. Saben, al final quedaron marcadas las Magdalenas con las rayas de la rejilla, eso no me gustó, está bien, no tienen nada que ver con el sabor, pero sí con la presentación.

Como estas Magdalenas de Lúcuma las llevamos al almuerzo familiar por el Día de la Madre, entonces las pusimos en unas bolsitas, las cerramos con un cordón rosado y las pusimos en una canasta. Sí, en plural, este último paso lo hice con Adriana para que relage a todas las mamás de la familia.

Hacer click aquí para obtener la receta de las Magdalenas de Lúcuma.

Anuncios

Acerca de Nydia

Cuando era soltera, rara vez cociné en casa de mis padres, pero cuando me casé tuve que entrar a la cocina, sobre todos los fines de semana que era cuando mi esposo y yo almorzábamos en casa, juntos preparábamos el almuerzo. Y así, poco a poco encontré el gusto a la cocina con la repostería, porque con ella puedo engreír a mi familia y sobre todo endulzarles la vida.
Esta entrada fue publicada en Galletas y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

16 respuestas a Magdalenas de Lúcuma

  1. Absolutely gorgeous! I haven’t baked with Lucuma flour but would surely want to give it a try. 🙂

    • Nydia dijo:

      Well, this is the first time for me, I always use the pulp, but never the flour. But I was very curious on how the baking products came out with it, and it works very well for the Madeleines.

  2. mireia dijo:

    Nunca había escuchado sobre la lucuma pero estas magdalenas tienen muy buena pinta!!!

  3. Isabel dijo:

    Nunca he probado la lúcuma.
    Desde luego quedan preciosas, hace mil años que no las hago. Son tan bonitas…

  4. Aqui la llaman “eggfruit”. Que pena que no las vendan en Nueva York.

  5. Nami | Just One Cookbook dijo:

    I’ve never heard of Lucuma flour. It’s interesting that it comes from fruits! Your madeleines look really delicious!

  6. Virginia dijo:

    Gracias por la receta! Me han regalado unas cuantas lucumas y me gustaria preparar esta receta con ellas, como hago el reemplazo y como puedo hacer si no tengo los moldes de magdalena. Muchisimas gracias por los tips y consejos que siempre me ayudan. V

    • Nydia dijo:

      Hola Virginia.
      Mira, una cucharada de harina de lúcuma equivale a 250 gr. de pulpa. No sé qué tal quedará esta receta si haces el reemplazo por la fruta, porque eso le dará más humedad a la masa, pero igual inténtalo, lo cierto es que uno se sroprende cuando hace pequeños cambios.
      Si no tienes los moldes de magdalenas, puedes usar también moldes de mini-muffins, de hecho en la pastelería San Antonio venden las magdalenas hechas de esa manera. Si no tienes de los mini, pues yo te diría que los hagas en los muffins normales, pero no los llenes mucho.

  7. Hola Nydia, que bueno que encontré esta receta ya que desde un tiempo he pensado hacer estas famosas magdalenas. Pero quisiera que me ayudes, porfi, porque por ninguna parte encuentro estos moldecitos en forma de conchitas para hacer verdaderas magdalenas, si me puedes decir un lugar en Lima que los vendas te lo agredecería mucho…. Besos.

  8. Virginia dijo:

    Hola Nydia, por fin me anime a hacer esta receta, espere a tener los moldes y la harina de lucuma, pues mis lucumas frescas las hice marcianos 🙂

    En general a mi no me gusta el sabor de la lucuma “procesada”, prefiero su sabor “natural” es decir directamente la fruta aunque tambien en cremoladas y marcianos, pero mi familia y amigos prefieren los postres y por eso quise prepararles esta receta y aunque les gusto me comentaron que serian mejores sin tanto chocolate. Gracias a tus detalladas explicaciones, yo puse a reposar la masa en una bolsa a la que al momento de hornear le corte una esquina, asi me resulto facil 🙂

    Ah! me salieron 24 aunque no se si mi molde es de los grandes o los pequenos? que medida tiene el tuyo para comparar, por favor,

    Muchas gracias.

    • Nydia dijo:

      Pues la verdad, era la primera vez que usaba la harina de lúcuma, me resultó práctica sobre todo cuando no es temporada de lúcumas.
      Mira, he medido el tamaño de la magdalena de mi molde y desde la base hasta la punta y mide 7.5 cm.

  9. Virginia dijo:

    Por cierto ahora, por favor publica mas recetas de magdalenas!!! tengo que darle uso a ese molde 🙂 Super gracias!

Si te gustó mi publicación o tienes alguna consulta, déjame tu comentario.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s