Galletas Gingerbread

Se me había quedado en el “tintero” compartir con ustedes la receta de las galletas Gingerbread. Bueno, había puesto una receta pero a base de miel de maple, que en verdad no eran LAS galletas, así que ésta se las debía.

Sí, ya sé, la Navidad ya pasó, pero el tiempo se me pasó tan rápido que ni tiempo de escribirla para ustedes, pero ¿quién dice que estas galletas sólo se pueden comer en diciembre?

Nosotros pasamos la víspera de Navidad en la casa de la familia de mi esposo, en la casa de sus tías, ahí cenamos y esperamos a que den las doce para el saludo respectivo.  El día de Navidad, es decir, el 25 de diciembre la pasamos con mi familia, en la casa de mis tías, toda la familia reunida y llenando de alboroto la casa donde una vez vivieron los abuelitos. Ahí almorzamos todos y pasamos una tarde encantadora.

Para este año decidimos hacer unas galletas de jengibre para regalar a la familia. Como en la casa de la familia de mi esposo seríamos muy poquitos, entonces colocamos algunas galletas en bolsitas y las llevamos de regalo. En cambio para el 25 sí éramos un batallón, entonces decidimos que era mejor llevar las galletas en unas latas y servirlas en una fuente para que cada quien comiera lo que quisiera después del almuerzo…un éxito…me encanta cuando veo que a la gente le gusta lo que les preparo.

Era la primera vez que hacía estas galletas, así que me fui a la segura y tomé la receta del libro de Galletas de Martha Stewart. Es una receta que tiene sus detalles, pero no es complicada, en verdad lo que podría complicar un poco es el uso de la melaza, sí, la receta indica que hay que usar melaza…lo sé, aquí no hay…o por lo menos no la conocemos con ese nombre, pero ¿qué tal si les digo que se usa miel de chancaca (panela)? Les digo que es perfecta para esta galletas. La miel la pueden hacer ustedes mismas o si quieren la pueden comprar ya hecha, he visto que la venden en el supermercado.

Hagamos entonces las galletas. En el tazón de la batidora hay que cremar la mantequilla con el azúcar. Pueden usar margarina si lo prefieren, lo que sí les recomiendo es que de todas maneras usen azúcar rubia y no la blanca.

Cuando vean que la mantequilla y el azúcar están bien unidas, entonces le agregan los huevos y la miel (melaza). Batir a velocidad media hasta que todos los ingredientes estén integrados. Verán que la masa va tomando un color oscuro.

Luego agregar los ingredientes secos cernidos. Batan a velocidad baja o si quieren lo mezclan a mano con una espátula. Yo igual uso la batidora hasta donde pueda porque me facilita bastante el trabajo. Ahora sólo hay que mezclar hasta integrar.

Colocar la masa sobre la mesa enharinada. Les cuento, la masa me quedó muy floja, es decir, como que le faltaba harina, no sé si se debió a que la miel de chancaca (panela) a lo mejor no es tan espesa como la melaza americana, o si es que había un error en las cantidades. La receta en el libro dice 5 1/2 tazas de harina y 1 1/2 tazas de melaza, pero después, cuando busqué la receta en internet, encontré que ahí decía 6 tazas de harina y sólo 1 taza de melaza. Entonces, les recomiendo que usen las 6 tazas de harina con la taza y 1/2 de miel.

Creo que al final le debo haber puesto un poco más de media taza de harina adicional, la verdad es que no la medí, sólo le ponía más harina conforme la masa me la pedía, es decir, hasta que ya no la sentía muy húmeda y no se me pegaba.

De todas maneras, además de las 6 tazas de harina que hay que ponerle a la masa, tengan un poco más a la mano por si debido a la consistencia de la miel, la masa requiera un poco más. La idea es no amasarla mucho y llegar a formar un bollo que no se pegue.

Dividir la masa en partes (tres o cuatro), forrarlas con film y llevar a la refrigeradora por lo menos durante una hora. La masa si quieren la pueden hacer un día y al día siguiente hacen sus galletas. Si lo quieren hacer el mismo día, dejen que la masa repose bien, eso les va a facilitar el manipularla.

Ahora viene lo divertido, toman una de las masas y la estiran sobre papel manteca bien enharinado. Para estos casos uso unas bases de plástico algo más firmes que el papel manteca, simplemente porque las tengo, pero en verdad pueden usar el material que más les convenga. La gracia de esto es que una vez estirada la masa hay que llevarla unos 15 minutos al congelador para que se ponga bien firme.

Pasado ese tiempo retiran la masa del congelador y cortan las galletas de la forma que más les guste. Esta vez usé unos cortadores en forma de copos de nieve. Sí, ya sé, aquí es verano y así sea invierno la nieve no la vemos más que en televisión, pero es que quedan tan bonitas…

Una vez que hayan cortado las galletas las colocan en la placa para horno, la cual debe estar forrada con papel manteca o con silpat. Pero todavía no la lleven al horno, hay que ponerla nuevamente unos 15 minutos en el congelador. Dirán qué grande mi congelador si puede entrar todo eso, pues no, no entraba, así que con cuidado retiré el silpat con las galletas sobre éste y eso fue lo que puse a congelar. Como el silpat (o el papel manteca) es flexible, entonces se acomoda bien en cualquier espacio. Sí, las galletas se movieron, pero no importa, como se van a poner un poco firmes luego es fácil acomodarlas nuevamente en la placa.

Entonces, pasados los 15 minutos, retiran del congelador, lo colocan en la placa y lo llevan a horno precalentado en 350°°F/180°C por unos 12 minutos. Fíjense que las galletas hayan tomado color pero que no estén muy oscuras. Con cuidado fíjense en la base de la galleta, si ven que ya tomaron color entonces quiere decir que ya están. El centro de la galleta queda un poco blando, pero sólo el centro, los bordes sí deben estar más firmes.

Luego las pasan a una rejilla y las dejan ahí para que se enfríen. Si no las van a decorar en ese momento, entonces las guardan en un recipiente hermético. Y así van haciendo todas sus galletas, estiran, enfrían, cortan, enfrían y hornean. Reusen la masa que les queda después de cortar las galletas, pero traten de retirarle de alguna forma lo que les sobre de harina. Las últimas galletas que hagan verán que son un poco más secas que las primeras, eso es por la harina, pero quedan igual de bien, incluso se hace más fácil tabajar con ellas.

Para decorarlas, asegúrense de que estén frías. Pueden usar glasé en color blanco, pero también lo pueden teñir con colorante vegetal para que tenga un toque de color. Si desean, pueden también poner grajeas, yo usé unas plateadas. Pueden también espolvorearlas con coco rallado o con azúcar de colores, en verdad las posibilidades son miles. La verdad es que no soy experta decorando galletas, así que me resultó sencillo hacerlo de esta forma y la verdad es que quedaron simpática, ¿no les parece?

Hacer click aquí para obtener la receta de las Galletas Gingerdread.

Anuncios

Acerca de Nydia

Cuando era soltera, rara vez cociné en casa de mis padres, pero cuando me casé tuve que entrar a la cocina, sobre todos los fines de semana que era cuando mi esposo y yo almorzábamos en casa, juntos preparábamos el almuerzo. Y así, poco a poco encontré el gusto a la cocina con la repostería, porque con ella puedo engreír a mi familia y sobre todo endulzarles la vida.
Esta entrada fue publicada en Galletas y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

17 respuestas a Galletas Gingerbread

  1. I do like the tip of using the brown sugar honey in place of the molasses. I am not real fond of molasses anyway. Your cookies look beautiful! It looks like you made quite a few, so I am sure they were good.
    Glad that you enjoyed spending time with your family during the holiday season. I look forward to your posts in 2012-so happy new year in advance!

  2. You’re too modest! I love the way that you decorated these! They look so sparkly and pretty! 😀

  3. these gingerbread snowflakes look so beautiful!
    Happy New Year!

  4. Alexis RL dijo:

    Que ricas galletas. Te cuento que hice los panqueques y me salieron bien, bueno eso me dijeron. Gracias por el dato. Y que este año te sea tan bueno como el anterior. Muchas felicidades y no dejes de postear.

  5. Joanne Ozug dijo:

    I’m catching up on posts from last week, and I’m glad I didn’t miss these. Your cookies are so pretty!!!

  6. I didn’t see this post until now. I’m so amazed by how detail you are… I’ve never officially decorated cookies before… I did only a little bit but kind of gave up because I have no skills! I guess you need to practice a bit before making perfect decorations like you did. SO beautiful! Hope I can make cookies like yours one day.

  7. Altinay dijo:

    Como hago el glasé??? quiero decorarlas

    • Nydia dijo:

      Hola Altinay, tengo esta receta que es la que suelo hacer: 1 clara de huevo, 2 tazas de azúcar en polvo, jugo de 1/2 limón. Batir las claras hasta que forme picos, agregar el azúcar en polvo cernida y el jugo de limón y batir por 1 minuto más. Ojo que la clara queda cruda, así que te recomiendo que laves bien el huevo antes de romperlo y separar la clara.

  8. Heyddy dijo:

    Rico!!!!!

  9. Pingback: Galletas Crocantes de Jengibre | Mi Vida en un Dulce

  10. Pingback: Galletas Gingerbread con Chocolate – Mi Vida en un Dulce

  11. Pingback: Helado de Especias…vegano – Mi Vida en un Dulce

Si te gustó mi publicación o tienes alguna consulta, déjame tu comentario.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s