Comiendo en Don Ignacio

El año pasado me invitaron a una cena de maridaje en Don Ignacio, la pasé genial. En esta oportunidad invité a mi esposo a tener una pequeña noche comiendo sólo los dos.

Claro que les tuvimos que avisar a los chicos que nos íbamos a una cena romática y que nos esperen dormidos, es que cuando salimos a veces no dejan de llamar y esa noche en verdad queríamos estar los dos, sin nadie más.

Hacía bastante tiempo que no salía sola con mi esposo, adoramos a nuestros hijos, pero creo que a veces es bueno darnos un tiempo para nosotros, pasar un momento juntos, sólo adultos, sin mucha bulla alrededor y sin que nadie te esté pidiendo ayuda para cortar la carne. Don Ignacio es un restaurante que queda dentro de la Universidad San Ignacio de Loyola, de hecho es un restaurante escuela. Un lugar bastante tranquilo y sin mucha gente, justo lo que necesitábamos.

Eso sí, al estar en la universidad buscar un sitio libre para estacionar es una tortura, estuvimos un buen rato dando vueltas y por un momento temí que mi esposo desistiera y dijera para regresar a casa, menos mal que al final pudimos encontrar un sitio. Para los que conocen la zona, les cuento que estacionamos frente a la comisaría, así que tuvimos que caminar un buen trecho, bueno, por lo menos el auto quedaría seguro.

Llegamos un poco más de las 8 de la noche y estábamos nosotros y otra mesa más. Ya para irnos llegó una familia algo numerosa, pero nadie más. No es que sea antisocial, pero a veces de verdad que me gusta estar en un lugar calmado. El restaurante es bastante acogedor, me gusta, y me gusta el que puedas ver la cocina, aunque nos ubicamos en una mesa un poco alejada de ella.

El servicio es bueno, te atienden con bastante amabilidad y no están todo el tiempo preguntándote qué tal todo. Me gusta que se preocupen por mí, pero a veces hay lugares donde la pregunta es tan frecuente que llega a molestar. Ni bien llegas se acercan para ubicarte, te ponen el menú y traen un vaso con unos crisinos gigantes que son súper crocantes y deliciosos. Eso sí, no te ponen agua, no entiendo por qué en los restaurantes de esta ciudad no te sirven agua cuando te sientan a la mesa.

Selección de panes, cortesía de la casa

Te toman la orden y mientras esperas el pedido te traen este hermoso plato con una rica selcción de panes acompañado con mantequilla a la miel, la cual según mi esposo estaba muy rica, sólo con un toque de dulce que combinaba perfecto, sin llegar a empalagar.

Causitas Festival: 26 soles

Estábamos indecisos si pedíamos o no entrada, podría ser una para compartir entre los dos, así que optamos por esta combinación de causas. Pues bien, el plato contenía lo siguiente, arriba, de izquierda a derecha: causa tradicional con top de canilla de cordero (me pareció que estaba más fría de lo que debería), causa al rocoto con ratatouille de verduras estofadas con maracuyá (la causa rica, no picaba, pero las verduras tenían pimiento y a mí no me gusta) y causa al culantro con langostino al ajonjoli (ummm…no tenía mucho sabor la causa). Las de la fila de abajo se repiten las de los costados y la del centro era una causa al ají amarillo empanizada con arroz y coronada con cebiche. Esta última fue mi favorita…simplemente deliciosa.

Canilla de Cordero Braseada a baja Temperatura: 36 soles

Ahora los platos de fondo, pedí canilla de cordero con risotto. Según descripción del menú se trataba de una canillita marinada en vino tinto y especias, cocida a baja temperatura por largas horas acompañada de risotto al ají amarillo, además con un confitado de ají. Lo curioso en este plato es que uno de los pedazos de carne (vienen dos) estaba un poco más duro que el otro. Este tipo de carnes me gustan porque quedan tan suaves que no necesitas de un cuchillo, sin embargo eso no sucedió con una de las carnes que además la sentí un poco seca, aunque de sabor estaba rico, sobre todo bien remojado en la salsa. El risotto en su punto y a pesar de tener ají amarillo se dejó comer muy bien porque no estaba picante.

Atún en Costra de Pachamanca: 35 soles

Mi esposo se mandó por pescado y pidió atún, el cual venía servido con una salsa tipo pachamanca y acompañado con croquetas de camote empanizadas con arroz y ensalaladita de choclo con cebollas. Bueno, el punto del atún estaba perfecto, cocido por fuera y el centro rojo, tal como nos gusta, sin embargo la combinación con el sabor de pachamanca como que no le fue muy bien, se sentía raro, será porque estamos acostumbrados a sentir ese sabor con carnes y no con pescados. Las croquetas sí que estaban buenas, con un toque dulce por el camote y crocantes por el arroz.

Fuente Degustación de Postres para dos: 29 soles

Y ahora el postre, lo bueno de este sitio es que tienen una opción de degustación de postres, es decir, puedes elegir dos o tres postres y te los sirven en uno. Como tienen una variedad bastante provocativa ésta es una magnífica opción. Les digo que pensé que vendrían porciones pequeñitas, pero no, la verdad parecía que nos habían puesto los postres tal cual los hubieran servido de forma individual.

Hasta este momento el servicio había estado impecable, sin embargo demoraron más de 20 minutos en traernos el postre, no me imagino cuánto hubieran demorado si hubiéramos pedido un sufflé. Yo ya andaba bastante impaciente, lo más rico de toda comida es el postre y que demoren tanto me hacía ponerme de mal humor, claro que a la primera cucharada se me olvidó todo.

Pedimos unas Bombetas de Saúco, que son como unos buñuelos de vainilla acompañados con salsa de saúco y fresas frescas, viene además con un vaso de caramelo, el cual te lo rempen al servir el plato. El otro postre eran unos Buñuelos de Manzana, servidos con helado de vainilla, naranjas, rodajas de manzana y una salsa de caramelo al pisco que estaba extraordinaria.

En verdad pasamos un momento agradable. Los platos son bien servidos y con uno puedes quedar satisfecho, además que no lo encuentro muy caro, no para la calidad de platos que te sirven. Pero sí pienso que deberían tener más cuidado con la temperatura de la comida. Volvería otra vez, sin duda, por ser un sitio tranquilo y cerca a mi casa, pero no pediría el atún.

Don Ignacio Restaurante Escuela
Dirección: Calle San Ignacio de Loyola 150, La Molina
Teléfono: 340-1530
email: reservas@donignacio.com.pe
Página web: www.donignacio.com.pe
Facebook: www.facebook.com/restaurantedonignacio
Horario de Atención: lunes a sábado de 12:30 pm a 4:00 pm – 7:00 pm a 11:00 pm, domingos de 12:30 pm a 4:30 pm
Tea Time: lunes a viernes de 4:00 pm a 7:00 pm

Ver mapa más grande

Anuncios

Acerca de Nydia

Cuando era soltera, rara vez cociné en casa de mis padres, pero cuando me casé tuve que entrar a la cocina, sobre todos los fines de semana que era cuando mi esposo y yo almorzábamos en casa, juntos preparábamos el almuerzo. Y así, poco a poco encontré el gusto a la cocina con la repostería, porque con ella puedo engreír a mi familia y sobre todo endulzarles la vida.
Esta entrada fue publicada en Restaurantes y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a Comiendo en Don Ignacio

  1. mireia dijo:

    Todos los sitios tienen cosas mejores y cosas peores pero si el postre te deja con buen sabor de boca, yo por lo menos, siempre vuelvo!

    • Nydia dijo:

      Es verdad Mireia, es así como uno va conociendo “la especialidad de la casa”, pero eso sí, en el postre nunca se debe fallar, no en mi caso…!!!!

  2. Elcira dijo:

    Que bueno que tuvieron su noche romántica, se ve que la pasaron bien y comieron rico. Deberían hacerlo mas seguido!!!

    • Nydia dijo:

      Sí, también me encantaría, pero a veces no se puede, lo bueno es que eso hace que las salidan tengan un sabor más especial. Además fuimos con cupón del BCP…así que al final la cuenta nos salió a la mitad 😉

  3. I know exactly what you mean about the atmosphere. There are some restaurants that are loud, trying to be like one big party. I like to relax and have a more peaceful, serene meal when I go out to eat. I guess your tastes change as time goes on. The food does look tasty and I do like the tasting option for dessert. Glad you enjoyed your dining experience and that you would go back to try another entree. Thanks for sharing this!

  4. Your meal looks fantastic and I can imagine how much you were looking forward to a dinner with just the two of you! 🙂

  5. Julio dijo:

    Estimada Nydia:

    Recién he conocido tu blog y lo leí completo de un tirón, te felicito por tus excelentes crónicas de los restaurantes visitados además de estar muy bien ilustradas ( lindas fotos ).

    Te doy un datillo, ya sé que te va a ser difícil porque hay que pasar el cerro y cruzar toda la ciudad pero bien vale la pena ( yo también vivo en La Molina ). Fui la semana pasada a Wallqa, el restaurante taller del Cordon Bleu en Miraflores ( info de contacto en http://www.cordonbleuperu.edu.pe ).

    Tienen un par de promociones: almuerzo ejecutivo ( entrada + segundo ) por S/.25 y la opción que tomé de cena ( entrada+segundo+postre+cóctel+bebida+infusión ) por S/. 55 y ojo que te sirvan agua en copa sin cargo adicional ( detalle que siempre mencionas por su ausencia en la mayoría de restaurantes ).

    El local es muy bonito, la atención excelente al igual que la comida, obviamente no es super-super porque la preparan los alumnos de últimos ciclos pero bien vale la pena ver a los chicos esforzarse preparando todo, con mucho cariño y dedicación, además que quien sabe si alguno de ellos nos sorprenda en el futuro siendo un chef con reconocimiento internacional.

    Nuevamente felicitaciones y sigue adelante con el blog.

    • Nydia dijo:

      Gracias Julio, la verdad es que no soy una crítica de restaurantes, sólo escribo mis experiencias cuando de vez en cuando voy a uno.
      Me han recomendado el Wallqa y te digo que tengo muchas ganas de ir y por lo que veo los precios no son elevados. Entiendo que es un restaurante escuela y pues puede tener sus fallas, pero supongo que de eso se trata, de enseñarles a los chicos y con los errores van a aprendiendo. A este tipo de restaurantes unos tiene que ir pensando en eso para poder pasar un buen momento.
      Definitivamente tengo que ir, claro que la opción de cena porque para el almuerzo no llegaría, también trabajo en La Molina.
      Mil gracias por los datos.

Si te gustó mi publicación o tienes alguna consulta, déjame tu comentario.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s