Galletas de Calabaza

¿Ya están listos para abrir puertas y entregar dulces este viernes? Pues yo no, y es que siempre me molestó un poco el regalar caramelos a los chicos.


Galletas de Calabaza

Así que desde hace un tiempo doy cosas alternativas y este año serán las Galletas de Calabaza.

Admitámoslo, a los chicos les gusta salir a la calle a pedir dulces durante Halloween, y admitamos también que a los chicos les gusta recibir dulces. Y he ahí justamente el dilema sobre si vale la pena o no darles algo alternativo a azúcar envuelta en bellos celofanes de colores.

Cuando era chica y salía a pedir dulces esperaba que fuese eso lo que me dieran, aunque al final ni los comía, pero si al tocar una puerta me daban una zanahoria o una manzana me podía morir, y no es que no me gusten, pero vamos, ¿en serio? Recibir vegetales o frutas en Halloween no es lo que los chicos esperan.

Pero entonces ahí entramos en conflicto sobre todo porque siempre tratamos que los chicos coman sano, pero tampoco vamos a morir si por un día dejamos que se salgan de la norma y dejamos que fluyan un poco, eso sí, limitando las cosas. Al final del recorrido podemos ver qué traen en sus bolsas y sabiamente hacer una selección de lo que ellos podrían comer, o hacerles raciones, o regalar una parte, o comer nosotros la mitad del botín.

Ahora, si sus conciencias no los dejan tranquilos y quieren promover otro tipo de consumo, bueno, pueden hacerlo, en mi caso por ejemplo desde hace unos años les regalo muffins de calabaza, de camote (sin el merengue) o de manzana. Pero este año he decidido cambiar, este año les entregaré galletas, y justamente estas galletas de calabaza cuya receta saqué del libro Cookies de mi tía Martha. En la receta original las galletas van bañadas con una crema de mantequilla, cosa que he omitido para no hacer que los chicos pequen tanto.

Y yo creo que esta es una buena alternativa que ustedes también pueden intentar: hacen las galletas, las colocan en unas bolsitas transparentes y las cierran con un lindo lazo naranja. Los chicos no se negarán a recibirlas y en verdad, algo hecho en casa siempre resulta más sano que algo comprado en un supermercado.

Muy bien, manos a la obra. En un tazón batir la mantequilla junto con el azúcar hasta que la mezcla resulte muy cremosa. Como en la receta del queque de calabaza con pecanas y aguaymanto, he usado panela orgánica en lugar de azúcar común. Ustedes si desean pueden usar azúcar rubia.

Agregar los huevos uno por uno, batiendo bien y raspando los bordes y el fondo del tazón.

Ahora agregar la leche, puré de calabaza y vainilla y batir. Uy, la masa se corta, se corta terriblemente, pero no se preocupen, cuando le pongamos los secos se arreglará, así que no se desesperen y no piensen que su masa se arruinó.

Cernir la harina junto con el polvo de hornear, bicarbonato, sal, canela, jengibre y nuez moscada. Bajar la velocidad de la batidora y agregar los ingredientes lo ingredientes secos. Mezclar hasta integrar.

Listo, la masa les quedará pareja (ya no se verá cortada), pero eso sí, es algo floja, tiene la consistencia como la masa de un queque. Para formar las galletas tendrán que poner la masa en una manga pastelera adaptada con una boquilla redonda y lisa, con ella hacer bolitas de masa de más o menos 1 ½ pulgadas de diámetro. A mí me dio mucha flojera usar la manga así que usé la cucharita para servir helados. ¿Cuál es la diferencia? Con la manga y boquilla les saldrán más perfectas, con la cucharita no quedarán tan redonditas. Ah, la placa debe estar forrada en papel manteca o con silpat.

Hornear las galletas en horno precalentado en 375°F/190°C por 12 minutos, luego retirar del horno y dejar en la placa unos 5 minutos.

 

Luego transferir las galletas a una rejilla para que enfríen totalmente.

Una vez frías guardarlas en un recipiente hermético o en bolsitas para regalar.

Hacer click aquí para obtener la receta de las Galletas de Calabaza.

Anuncios

Acerca de Nydia

Cuando era soltera, rara vez cociné en casa de mis padres, pero cuando me casé tuve que entrar a la cocina, sobre todos los fines de semana que era cuando mi esposo y yo almorzábamos en casa, juntos preparábamos el almuerzo. Y así, poco a poco encontré el gusto a la cocina con la repostería, porque con ella puedo engreír a mi familia y sobre todo endulzarles la vida.
Esta entrada fue publicada en Galletas y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a Galletas de Calabaza

  1. ideasmama dijo:

    Nos ha encantado la propuesta y la receta!!! Intentaremos hacerlas a ver que tal nos quedan. Besos!!!

  2. lolimarron dijo:

    Es la epoca de las calabazas y hay que aprovecharlas!!!
    Que ricas estas galletas!!
    Besinas

  3. El eterno dilema de tratar que los chicos coman mas sanos. Pero coincido que es un bajón que te den algo que no sean dulces o chocolates! Más allá de halloween, estas cookies suenan muy buenas, y algo diferente para hacer con calabaza.

  4. Wow I didn’t realise that they trick or treated in Peru! We have a few streets where you can do it but not many 😦

Si te gustó mi publicación o tienes alguna consulta, déjame tu comentario.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s