Nos escapamos a Cuzco

Si hay un lugar en el Perú al que volvería una y otra vez, sin duda ese es Cuzco. Es un lugar al que iría sola, en pareja, con la familia, con amigos.

Cuzco

Y no hay muchos lugares que pueden ofrecerte eso, pero es que Cuzco es especial, es mágico.

Mi esposo se fue al Cuzco con su grupo de la bicicleta, así que aproveché y me colé al final del viaje, solo los dos, con muchas ganas de quedarnos en el valle y en la ciudad, sin recorrer ruinas, solo tener un viaje tranquilo. Y así fue.

Pasamos unos días en el Valle Sagrado, paseamos por Maras y Moray y luego unos días maravillosos en la ciudad del Cuzco. Llevé mi cámara al viaje pensando en que escribiría sobre el viaje, pero demoré mucho en hacerlo, y es que ¿cómo ponemos en un solo post toda la magia de Cuzco? Imposible.

Estoy pues escribiendo por partes para no aburrirlos, y este post es solamente de la ciudad, que como les digo decidimos no ir a las ruinas, solo caminar por todas esas callecitas empedradas, subiendo y bajando, entrando a cafés, comiendo helado y disfrutando de la nueva gastronomía que ofrece la ciudad.

En estos últimos años Cuzco ha cambiado muchísimo, y ha cambiado para bien. Hoy encuentras hoteles para todo presupuesto, para todos los gustos. La comida es maravillosa, y así como puedes encontrar un restaurante de comida típica totalmente deliciosa, encuentras también restaurante que ofrecen comida francesa de la más fina.

Y cafés, cafés por todos los rincones, pequeños y acogedores lugares que te ofrecen el café más rico de la zona, en cualquiera de sus formas, los cuales puedes acompañar con ricos postres o panes. Propuestas de lugares con comida orgánica, comida vegetariana, comida sin gluten, en fin, lo que quieras.

Y boutiques, y ateliers, con diseños que se nota la influencia de la zona. Y ves a las dueñas, chicas jóvenes llenas de imaginación y buen gusto. Y por supuesto nuestra rica artesanía y textilería, nunca me voy a cansar de caminar por San Blas y ver las calles llenas de colores brillantes.

Caminar por las calles del Cuzco te hace sentir especial, sientes siempre una buena vibra, la gente anda llena de energía positiva que contagia. Y todo evoca a los años del imperio Inca, aunque si miras bien, puedes llegar a ver en las paredes vestigios de tiempos anteriores a los incas.

Pero puedes ser testigo también de toda la influencia española, todos los recuerdos de la época colonial, las iglesias, los conventos. Lo ves en las pinturas, toda esa manifestación de la Escuela Cuzqueña que no es más que la muestra de nuestro mestizaje.

Sentarte en la Plaza y ver a la gente pasar, sentarte en alguno de los balcones con una taza de café y dejar el tiempo pasar, sentarte en un bar con un Pisco Sour y un plato de cancha, y dejar que la noche caiga y se vaya, eso es Cuzco, es como una cura para el alma.

Cuzco, ubicada en plena cordillera de los Andes, a 3,000 metros sobre el nivel del mar, fue la capital del Imperio Incaico, fue una de las ciudades más importantes durante la Colonia, y fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Hoy el Cuzco es uno de los principales destinos turísticos en el mundo. Para aquellos viajeros que viven fuera y nunca han venido al Perú, les puedo decir que caminar por Cuzco es como caminar por Roma, donde cada paso es un recuerdo de la historia. Es como caminar por París, donde provoca perderte por las calles pues de seguro encontrarás algo más. Pero sí, con su propia identidad, con su propio espíritu, con una historia única.

Y sí, mil veces sí, volvería a Cuzco una y otra vez.

Anuncios

Acerca de Nydia

Cuando era soltera, rara vez cociné en casa de mis padres, pero cuando me casé tuve que entrar a la cocina, sobre todos los fines de semana que era cuando mi esposo y yo almorzábamos en casa, juntos preparábamos el almuerzo. Y así, poco a poco encontré el gusto a la cocina con la repostería, porque con ella puedo engreír a mi familia y sobre todo endulzarles la vida.
Esta entrada fue publicada en Viajes y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a Nos escapamos a Cuzco

  1. Paqui dijo:

    Despues de leer todo el mensaje no puedes negar que adoras Cuzco, hasta el punto que le dije a mi marido ¿porque no vamos?.
    Me encanto tu relato
    Paqui

  2. I’m so excited to read this as I’ll be here later this year!! How exciting-thanks Nydia! 😀

  3. Pingback: Nos Escapamos a Cuzco | La Hora del Recuento

  4. cehbarr dijo:

    Nydia, que bonitas fotos y que gratas “nuevas” experiencias que compartes. En el Perú hay muchos bellos lugares y cada uno de ellos tienen “magia” propia que nos invita a volver.

  5. Justo hoy buscaba información para ir … me terminaste de convencer y que maravillosas fotos! gracias

Si te gustó mi publicación o tienes alguna consulta, déjame tu comentario.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s