Almorzando en Donatello

El domingo estaba en mi casa sola con mi esposo porque mis hijos se fueron a dormir donde mi hermana, estaba con mucha flojera y no tenía ganas de cocinar, además ya lo había hecho el sábado, entonces decidimos salir a almorzar, se nos antojó pastas y no queríamos ir muy lejos, así que no lo pensamos dos veces y nos fuimos al Donatello de Monterrico.

La carta es fantástica, tiene platos tradicionales de pasta, otros que combinan ingredientes peruanos y por supuesto, no pueden faltar las pizzas ni las ensaladas, acompáñenme para contarles y mostrarles algo de la comida.

El restaurante funciona desde 1987, es un lugar que me gusta mucho, no es muy grande pero es muy acogedor, cuando uno entra tiene esa sensación de estar entrando a una trattoria en Italia, tiene algunos detalles en la decoración que lo hace especial.

Confieso que me hubiera gustado ir un poco más temprano, pero se nos pasó la hora, no era tan tarde, pero ya se me había metido en la cabeza que quería tomar unas fotos del lugar para ponerlas aquí y cuando llegamos había ya regular cantidad de gente así que no pude hacerlo, no quería estar molestando a las personas.

Nos recibieron muy atentos y nos ubicaron en nuestra mesa, dimos una revisada a la carta, al momento me fijé en los Fetuccini a la Huancaina, que además viene coronado con Lomo Saltado o con Anticucho de Lomo, una combinación perfecta, no lo pensé dos veces, con Anticucho de Lomo, esa sería mi elección y no me arrepentí, no saben lo delicioso que estaba, sólo hubo una pequeña falla que me la hizo notar mi esposo, nunca me preguntaron en qué término quería la carne, pero no importa, me la trajeron en el punto perfecto, estaba jugosa.

(*) Fettucini a la Huancaina Coronado S/.35.00

Mi esposo pidió una Lasagna de Champignones y Alcachofas, pero cuando le trajeron el plato se habían equivocado y le trajeron Lasagna de Carne, naturalmente se disculparon por el error y ordenaron nuevamente el plato, pero claro, había que esperar un poco más porque las hacen al momento, ni modo, él aprovechó para comer uno de mis anticuchos (vienen dos) y picar de mis fideos, además habíamos pedido pan al ajo, el simple (el especial viene con queso), así que se entretuvo con eso.

(*) Pan al ajo S/.6.00, copa de vino S/.12.00

Finalmente llegó su plato, estaba humeante, como debe ser, así que hay que tener cuidado con los primeros bocados.

Naturalmente cuando terminé mi plato él recién estaba comiendo el suyo y no pude con la tentación y metí mi tenedor, no saben, delicioso, cremoso, con mucho mucho champignon y alcachofa y, lo que más me gustó, el queso, me encanta cuando al tomar una porción el queso hace esos hilos en el aire entre el plato y el tenedor…

No hay pierde con la pasta, la hacen muy bien, en esta oportunidad no pedimos pizza, pero se las recomiendo, es también muy buena.

No podíamos irnos sin antes comer un postre, estaba ya satisfecha, pero siempre hay un lugar para el dulce, siempre, tienen una variedad muy simpática, me alegra que sigan manteniendo la clásica crema volteada, la hacen deliciosa, pero esta vez para variar un poco pedimos la Travesura de Chocolúcuma, que es mousse de chocolate semi-bitter acompañado con una bola de helado de lúcuma, salpicado con fudge, lo pedimos para compartir, no crean me lo comí yo sola, aunque casi casi…

(*) Travesura Chocolúcuma S/.11.00

Terminamos de almorzar y pedimos la cuenta, mientras esperábamos me di cuenta que la puerta que tenía al frente daba acceso a la cocina y a través de algunas ventanas pequeñas se podía ver algo de lo que había en el fondo.

Entonces se me cruzó por la mente qué posibilidad tendría de entrar a la cocina para tomar alguna foto, pedí permiso para hacerlo y Liliana, la chef del restaurante, muy amablemente me dio el permiso, su preocupación fue mi pelo, así que improvisé una cola y me la metí bajo mi ropa, me gustó esa preocupación.

Lo que no sabía era que ellos tienen un horno de barro dentro de la cocina, es ahí donde hacen las pizzas, recién entendí por qué eran tan especiales.

A un costado tienen una hilera de fogones donde había un grupo de cocineros concentrados en cocinar, me dio pena interrumpirlos, era domingo y el restaurante ya estaba totalmente lleno, además sí me preocupaba el tema de malograr algún plato, sólo me atreví a tomar una foto que después al revisarla no salió del todo bien, justo habían flambeado un lomo saltado, ya saben, el fogonazo que sale es impresionante y para alguien que no está acostumbrado asusta un poco, así que decidí que mejor me retiraba de la cocina.

Donatello…es un lindo lugar para ir con la familia los fines de semana, pero también se presta para ir a almorzar entre semana, a veces vamos con la gente de mi trabajo, hay un menú ejecutivo muy bueno ya que tienen varias opciones de platos y todos son muy bien servidos, el único problema es el estacionamiento, así que recomiendo ir temprano y no esperen estacionar en la puerta, esa zona de Monterrico últimamente está bastante congestionada, así que ni bien vean un sitio libre en la cuadra anterior, estaciónense y si no, dan un vuelta a la manzana y pueden encontrar estacionamiento en las calles del costado, además la caminata les caerá bien luego de comer.

Donatello…el local de Monterrico está en Av. La Encalada 551, vayan, no se van a arrepentir.


Anuncios

Acerca de Nydia

Cuando era soltera, rara vez cociné en casa de mis padres, pero cuando me casé tuve que entrar a la cocina, sobre todos los fines de semana que era cuando mi esposo y yo almorzábamos en casa, juntos preparábamos el almuerzo. Y así, poco a poco encontré el gusto a la cocina con la repostería, porque con ella puedo engreír a mi familia y sobre todo endulzarles la vida.
Esta entrada fue publicada en Restaurantes y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Almorzando en Donatello

  1. CarlaD dijo:

    Esos fetuccinis se ven buenazos!!! habra que probarlos 🙂

  2. Carlos S. dijo:

    Sigue así prima! Crea un facebook page y una cuenta en twitter del blog para que tengas mas seguidores!

  3. That looks lovely and I particularly like how oozy the cheese looks in the sauce! 😀

  4. Alexis rl dijo:

    Que estupendo que te dejaran pasar a la cocina… según se, en algunos restaurantes europeos y también japoneses, la entrada es por la cocina para que observes ese detalle de pulcritud y buenas formas y/o en el mismo salón la cocina vivencial es parte de la ambientación; un detalle que en lima la superan a veces con ventanales donde uno pude ver la cocina.

    Sigue con los recorridos. anímate con algún huarique. tal vez nos sorprendamos.

    • Nydia dijo:

      Me encanta cuando desde la mesa se puede ver la cocina, como que te da más confianza.
      Cuando no teníamos a los chicos nos mandábamos por huariques, ahora con ellos resulta más difícil porque mi hija es complicada para comer. Pero sí, me encanta, un día de esto voy a uno y lo pongo por acá.

Si te gustó mi publicación o tienes alguna consulta, déjame tu comentario.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s