Scones de Blueberries

¿Qué son scones? Pues es una muy buena pregunta, no es un pan, no es un bizcocho, no es una galleta. Yo diría que es como un biscuit, es decir, lo mismo que nada ¿verdad?

Scones de Blueberries

Entonces, si quieren saber la respuesta sobre qué es un scone, no les va a quedar otra que hacer estos deliciosos Scones de Blueberries y entonces sabrán de lo que estoy hablando (o escribiendo).

La primera vez que hice scones en casa a nadie les gustaron, es que como no es salado y tampoco es dulce, esa ambigüedad los sacó de sus esquemas (quienes conocen a mi esposo y a mi hijo entenderán perfectamente de lo que estoy hablando), es decir ¿qué son? ¿Son postre? ¿Son panes? No, nada de eso, un scone es un scone y tiene su propia personalidad.

Resultado, adiós scones, no los volví a preparar hasta que decidí hacerlos salados, así sí que tuvieron acogida, hasta Adriana los comió. Entonces se preguntarán por qué opté por hacerlos salados y no dulces, pues porque por la apariencia que tienen para ellos es más parecido a un pan y por lo tanto debe ser salado. Cuando muerden un scone simplemente están esperando un sabor salado y si resulta que es dulce, entonces no es algo que se pueda comer. ¿Cómo algo salado puede ser dulce?

La verdad trato de darles gusto en lo que comen o no comen. Por ejemplo, nada de coco, poca canela, omitir pasas, limitar las frutas secas, nada de café y menos licor, sin “cositas” por favor…sabes, mejor solo de chocolate o de vainilla. Sí, así son, aunque mi esposo ya está abriendo un poco más su mente y paladar y me deja usar cosas prohibidas, aunque aún estoy en la pelea con las pasas y el coco.

Esta vez decidí que el gusto me lo daría a mí. Me gustan los scones en su forma original, es decir, no salados y con un dulce bastante ligero, casi imperceptible. Entonces opté por esta versión de blueberries, me pareció una receta fantástica y además los blueberries están abundando ¿Se han dado cuenta que en los supermercados siguen a la venta? Esto es raro porque es un producto de verano, sin embargo los hemos estado viendo todo el año. Me pregunto dónde los estarán cultivando para que no desaparezcan.

En fin, la receta la había guardado desde hace tiempo y estaba en mi “debes hacerlo, sin importar si le gusta a tu familia”, claro que eso significaría, “Nydia, te los comerás solita”. Bueno, estamos en invierno, qué más da unos kilitos más, aún los puedo disimular, ya veré que hago para el “plan verano 2020” ja,ja,ja.

La receta original es del blog Joy the Baker ¿alguna vez han entrado a verlo? Deben hacerlo, es un blog que tiene unas recetas deliciosas. Claro que está en inglés y a veces es complicado seguir todo el relato, pero vamos, está el traductor de internet que siempre ayuda, así que les sugiero que lo visiten y se paseen por sus recetas, por ahí que se animan a preparar alguna. Yo por lo pronto tengo varias en mi lista de “debes hacerlos…”

La receta original en verdad es con miel de maple, aquí en Perú difícilmente podemos encontrar una miel de maple de verdad, lo único que encontramos en los supermercados es miel con sabor a maple, lo cual es muy diferente. Una vez mi anterior jefa, que es de Canadá, vino de visita para conocer en persona a la gente del proyecto que trabajamos desde Perú. Bueno, ella nos trajo una botellita de miel de maple a cada uno y vaya que sí es diferente a lo que hay aquí, era miel de maple de verdad…!!!

Entonces, para estos scones, podía optar por usar la miel de maple de mentira que tenemos aquí o usar otra cosa, decidí entonces usar un sabor más auténtico y usé miel de abeja. Lo cierto es que es solo un toque de miel así que no satura el sabor, es decir, no hace que queden dulces, pero le da justo el toque que necesita. Claro que si a ustedes les gusta que queden dulces, entonces les recomiendo que le pongan más miel, así lograrán que los scones sean dulces dulces.

Cuando hago este tipo de masas normalmente uso el procesador de alimentos, se me hace más fácil, pero por ahí hay quienes me dicen que no haga recetas con ese aparato porque no lo tienen. Entonces esta vez decidí hacerlo todo más sencillo, no usé procesador, no usé rodillo, no usé cortador de galletas, todo con estas lindas manitos. Ahora, si me dicen que no tienen horno, pues bueno, ahí si estamos en problemas.

Para esta receta es importante que todos los ingredientes estén fríos, sí, a diferencia de la mayoría de las recetas, esta vez todo debe estar recién salido del refrigerador. Usé blueberries congelados, porque me abastecí de ellos pensando que para esta época ya no venderían, pero pueden usar los frescos. Si usan congelados como yo, no es necesario descongelarlos, úsenlos así, congelados.

Vamos con la receta. En un tazón cernir la harina junto con el polvo de hornear, bicarbonato, nuez moscada y sal y agregar la mantequilla fría y cortada en cuadritos.

Con las manos formar un arenado. Lo que yo hago es sobar y sobar la masa, con mucha delicadeza, de modo que la mantequilla y la harina se unan pero sin formar una masa, esto debe quedar como granulado. Ponen un poco de harina y mantequilla en la mano y la restriegan con la otra, luego otro poco más y así.

En otro tazón y con ayuda de un tenedor, mezclar los huevos con el buttermilk y la miel. Para el buttermilk lo que harán será colocar en la taza de medir una cucharada de vinagre blanco o jugo de limón, luego completan los 3/4 de taza con la leche fría y mezclan. La verdad es mejor si esto lo hacen antes, así le dan tiempo a la leche que se corte, hacen la mezcla y la ponen el refrigerador hasta que la necesiten. Ah, hay que retirar tres cucharadas del total del buttermilk, eso lo usarán después.

Ahora agregar los ingredientes líquidos a los secos y con el mismo tenedor ir mezclando, hasta que ya no sea muy fácil, entonces hacerlo con una cuchara de madera o una espátula. La masa debe quedar toscamente mezclada, la idea del scone es que la masa NO quede lisa y tersa, debe quedar algo grumosa.

Agregar los blueberries y con la cuchara o espátula mezclar. Esto hay que hacerlo con cuidado para que la fruta no se rompa, que en verdad no importa, pero el problema es que si sucede la masa se tornará azul.

Ahora colocar la masa sobre la mesa bien enharinada. Ojo, la masa es bien húmeda y pegajosa, así que necesitarán poner bastante harina. Ahora, con las manos dar una amasada con mucho amor, recuerden que están los blueberries. Lo que hay que hacer es tratar de unirla. No la amasen mucho porque entonces se calentará y la idea es que se mantenga fría.

Colocar un poco más de harina sobre la mesa y con las manos aplastar la masa para formar un círculo de unos 1.5 centímetros de espesor y con un cuchillo cortar en triángulos. A mí me salieron 12 bien generosos. Se me hizo más fácil hacerlo así por los blueberries y porque quería hacerlo para quienes no tienen rodillos ni cortadores. Otra forma que le pueden dar es de rectángulo y luego cortar en cuadrados, siempre del mismo espesor, lo que variará será el tamaño de las porciones.

VLUU L100, M100  / Samsung L100, M100

Colocar los scones en una placa forrada con papel manteca o con silpat. Hay que ponerlos separados porque crecen, recuerden que llevan polvo de hornear y bicarbonato. Pincelar cada scone con el buttermilk que separamos y espolvorear con azúcar. Pueden usar blanca o rubia, la que gusten.

Ahora sí, hornear en horno precalentado en 400°F/200°C por unos 18 minutos, hasta que vean que han tomado un lindo color dorado. Retirar y dejar reposar en la placa.

Luego transferir a una rejilla para que entibien, los scones son ricos tibios.

Lo mejor es comerlos el mismo día que se hacen, y lo bueno es que se pueden congelar, para luego calentarlos un poco y comerlos casi como recién hechos.

Hacer click aquí para obtener la receta de los Scones de Blueberries.

Anuncios

Acerca de Nydia

Cuando era soltera, rara vez cociné en casa de mis padres, pero cuando me casé tuve que entrar a la cocina, sobre todos los fines de semana que era cuando mi esposo y yo almorzábamos en casa, juntos preparábamos el almuerzo. Y así, poco a poco encontré el gusto a la cocina con la repostería, porque con ella puedo engreír a mi familia y sobre todo endulzarles la vida.
Esta entrada fue publicada en Scones y Biscuits y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

12 respuestas a Scones de Blueberries

  1. Flor de Maria dijo:

    Se ven deliciosos, es una gran sorpresa que crezcamos blueberries en el Peru–en los anos que vivi en el Peru ni siquiera habiamos oido hablar de ellos.
    Me encantan los scones, especialmente servidos con un poquito de mantequilla suave y mermelada–cuando yo los hago mezclo la harina y mantequilla con un cuchillo de mesa (o dos mejor) como partiendo la mantequilla repetidamente y dejando ciertas partes de la mantequilla en pedacitos grandes porque eso contribuye grandemente a la textura final. Despues de haber probado muchisimos scones mis favoritos son los que aparecen en el libro de cocina “Cafe Zuni”. Si alguna vez te provoca escribeme y te mando la receta para que la pruebes.
    Si a nadie en casa les gusta te sugiero te los comas tu solita, no hay pecado en eso, verdad? 🙂 O sino compartirlos con la gente en el trabajo, siempre ayuda con la popularidad, aunque no creo que la necesites 🙂
    Apenas regrese a casa voy a hacer esta receta–muy apropiada para los meses frios en que tanto nos provoca algo recien salido del horno–mil gracias!

    • Nydia dijo:

      Pues sí, los blueberries son receintes por estos lares, lo curioso es que al parecer estarán todo el año.
      Se supone que llevaría los scones a la oficina, pero mi hijo ha estado enfermo desde el domingo, así que me he tenido que quedar en casa…y comerme solita los scones…!!! Ya, la verdad los he congelado y los voy sacando uno por uno, los caliento y quedan muy bien, ok, no como recién hecho, pero igual quedan ricos.
      Me encantará probar tu receta de scones.

      • Flor de Maria dijo:

        Hecho! Ahorita estamos de vacaciones (aprovechando los ultimos dias de las vacaciones de colegio) pero apenas regresemos (en unos dias) te la mando. Escribeme a mi correo privado y te la mando. Me encantaria saber que opinas.

      • Nydia dijo:

        Mil gracias, disfruten las vacas…

  2. I really want to try making American style scones-ours are round and usually with less inclusions in them 🙂

    • Nydia dijo:

      I normally make round scones, but this time, just because the blueberries is that I decided to make in this way, I found it more easy than in a regular style

  3. PilarHG dijo:

    Me encantan los scones! Hace muchísimo tiempo que no los preparo, creo que después de tu receta me voy a animar. xx

  4. Amo los scones! No entiendo que alguien pueda no querer comerlos, jaja. Me hiciste reir con lo de ‘sin cositas’. En algún lugar leí que la diferencia entre scones y biscuits es que éstos últimos no llevan huevo. A mi, me gustan TODOS, dulce, salados, con huevo, sin huevo, con cositas y sin cositas…! Se ven divinos Nydia

  5. Daniela dijo:

    Me encanta preparar dulces pero nunca he hecho scones.
    Esta receta se ve tan deliciosa que lo voy a probar el fin de semana.
    Gracias Nydia!

  6. Whenever I get scones, my first choice is blueberry or cranberry scones! These scones look pefect and delicious!

Si te gustó mi publicación o tienes alguna consulta, déjame tu comentario.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s