British-Style Cranberry Scones

Voy a contarles algo, dudé mucho con esta receta y estuve a punto de no publicarla, pero el resultado en el sabor fue tan bueno que decidí hacerlo.


El resultado de estos scones debió ser obtener unos típicos, pero no fue así, estos British-Style Cranberry Scones adquirieron una personalidad propia.

Vamos a hablar un poquito sobre las características más resaltantes de los scones. Primero les tengo que decir que nunca sé si caen en la categoría de panes o de galletas, son como una combinación de ambos.

Los scones son típicos de Gran Bretaña, tienen como agente leudante el polvo de hornear, son por lo general ligeramente dulces, aunque los hay salados muy buenos. Son crocantes por fuera y suaves por dentro y son casi hojaldrados. En cuanto a la forma, pueden ser redondos o triangulares.

Una masa de scone no se debe trabajar mucho, una vez que se han incorporado todos los ingredientes, debe trabajarse únicamente para que todo quede unido y así poder estirar la masa y cortar. Una peculiaridad ese que la masa no se debe estirar mucho, debe quedar gruesa, de entre 2 a 3 centímetros.

Otra cosa, si es que se opta por hacer los scones con un cortador redondo, los sobrantes se deben usar solo una vez más, es decir, se estira la masa, se corta, los sobrantes se vuelven a unir (no amasar), se estira, se corta y listo. Lo que sobra en teoría ya no debería usarse para hacer más scones, esto si se quiere que tengan la mejor textura.

Este desperdicio de masa se elimina si es que se hacen en forma triangular, porque en ese caso se estira la masa en forma redonda y luego se cortan los triángulos como si se cortara una pizza.

Ahora bien, hay una forma más práctica de darles forma y es con una cuchara de helado, en ese caso los scones toman el nombre de dropped scones. Es la forma como hice estos, y solo porque la masa me quedó muy floja.

Miren, después de agregar todos los ingredientes e integrar la masa, me quedó súper floja, pero según la receta original, se supone que así debe quedar. Luego se pone la masa sobre la mesa enharinada, se espolvorea con un poco más de harina y con las manos con harina se trabaja un poco, logrando así que quede más firme y apta para estirar y cortar.

Yo evité la fatiga y usé la cuchara de helados, en consecuencia, no tomaron la forma peculiar de los scones redondos y altos, sino más bien como bollitos de pan. Es por eso que pensé en no publicarlos, porque no quedaron como debieron, pero la verdad es que quedaron tan ricos, que al final decidí publicarlos.

El paso a paso para preparar estos deliciosos British-Style Cranberry Scones lo pueden ver en este video.

Y aquí tienen la receta completa para que la puedan imprimir:

British-Style Cranberry Scones

Ingredientes:

  • 3 tazas de harina (375 g)
  • ⅓ taza de azúcar (67 g)
  • 2 cucharadas de polvo de hornear (28 g)
  • ½ cucharadita de sal (3 g)
  • 112 g de mantequilla sin sal cortada en cubitos y a temperatura ambiente
  • 1 taza de leche (250 cc)
  • 2 huevos
  • ¾ taza de cranberries secos o pasas

Preparación:

  1. Precalentar el horno en 500°F/260°C y colocar la rejilla del horno en una posición más arriba que la del medio.
  2. Forrar dos placas para horno con papel manteca o silicona.
  3. Procesar la harina junto con el azúcar, polvo de hornear y sal hasta integrar.
  4. Agregar la mantequilla y procesar hasta conseguir un arenado. Vaciar a un tazón.
  5. En un tazón pequeño mezclar la leche con los huevos y separar 2 cucharadas.
  6. Vaciar el resto de la mezcla de leche a los ingredientes secos y con una espátula mezclar hasta que no haya rastros de harina.
  7. Agregar los cranberries y mezclar.
  8. En este punto la masa queda floja, y se pueden hacer los scones dándole forma con la cuchara de helado, colocando los scones en la placa para horno ligeramente separados.
  9. Si se quiere darle forma tradicional, vaciar la masa sobre una mesa bien enharinada, espolvorear la masa con harina y con las manos enharinadas amasar hasta conseguir que la masa quede más compacta. Estirar hasta un espesor de 2.5 centímetros y con un cortapastas de 6 centímetros de diámetro cortar los scones y colocarlos en la placa.
  10. Pincelar los scones con la mezcla de leche y huevo que se separó.
  11. Bajar la temperatura del horno a 425F/220°C y hornear por 12 a 16 minutos.
  12. Retirar del horno y transferir los scones a una rejilla para que enfríen.

Receta inspirada en: British-Style Currant Scones de Cook’s Illustrated

Anuncios

Acerca de Nydia

Cuando era soltera, rara vez cociné en casa de mis padres, pero cuando me casé tuve que entrar a la cocina, sobre todos los fines de semana que era cuando mi esposo y yo almorzábamos en casa, juntos preparábamos el almuerzo. Y así, poco a poco encontré el gusto a la cocina con la repostería, porque con ella puedo engreír a mi familia y sobre todo endulzarles la vida.
Esta entrada fue publicada en Scones y Biscuits y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Si te gustó mi publicación o tienes alguna consulta, déjame tu comentario.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.