Almorzando en Amor Amar

Salir a almorzar con los chicos no es muy fácil, bueno, si se trata de ir a comer pizza entonces son los primeros en entrar al carro, pero cuando hablamos de otro tipo de comida y sobre todo de restaurantes que no conocen, entonces la cosa cambia.

Así pues, cuando decidimos ir a almorzar a Amor Amar como cierre de las vacaciones demedio año, sus caritas no fueron de las más felices, pero les prometimos que lo disfrutarían.

Cuando era pequeña me hubiera encantado que mis papis nos sacaran a comer fuera los fines de semana, pero eran tiempos complicados y lo máximo que hacíamos era salir a comer un helado. No me quejo, la verdad nos encantaba el plan, los cuatro hermanos con mis papis subidos en el VW Escarabajo con rumbo a la heladería, sin cinturones de seguridad ni silla de niños…sin duda otros tiempos.

La cosa era simple, mi papá decía: “ya chicos, todos al carro que salimos a dar una vuelta”…¿y acaso alguno preguntaba a dónde? ¿Por qué? ¿Para qué? Claro que no, en esa época no se cuestionaba a los padres, se obedecía y punto. Era arreglarse, ir al baño y meterse en el carro lo más rápido posible antes que mi papi se sentara al volante. Eso lo entendíamos todos, menos mi hermana, siempre, siempre se demoraba, igual que mi Adri.

Hoy en día los niños tienen opinión y tienen voto. La verdad no sé cómo lo consiguieron, porque para el caso de las mujeres tuvo que haber toda una revolución para poder conseguir opinar y votar. Pero bueno, cuando ahora les dices a los chicos que se alisten para salir hay que responder primero todo un cuestionario que ellos te hacen, más aún, tienen el atrevimiento de decirte que mejor no. Bueno, así van cambiando las cosas. No quiero ni imaginar cómo será cuando ellos sean padres.

En mi caso entonces la experiencia de salir a comer fuera va desde que se lo proponemos a los chicos. Así pues, cuando les dijimos para ir a almorzar a Amor Amar el primer “pero” fue de Adriana, porque dice que no le gusta el pescado, y es que el juego de palabras del nombre del restaurante la llevó a entender rápidamente que se trataba de un restaurante de comida marina. Pero bueno, le dijimos que de seguro había menú de niños.

¿Qué pasó con Andrés? Creo que su mayor incomodidad es cuando el lugar al que se va no lo conoce, hace que se sienta inseguro por lo que encontrará. Con él no me preocupo por la comida, realmente disfruta comiendo, su temor es solo ese, un lugar desconocido. Eso y que el salir implica que deberá cambiarse el buzo o el short por pantalones, esa es su mayor desgracia. Su recompensa es la promesa de que comerá rico.

Amor Amar está en Barranco, así que para nosotros es todo un viaje llegar hasta ahí, entonces hay que mantener a los chicos distraídos y ocupados. No sé si hoy es más fácil a cuando eran más pequeños, cada etapa de tiene sus pros y sus contras.  A la edad de ellos se puede conversar, pueden dar opiniones sobre la música que está sonando en el carro, pero también hay más peleas entre ellos. Paciencia.

Como ir a almorzar con los chicos es ir temprano, fuimos de los primero en llegar al restaurante, así quepudimos conseguir sitio en el estacionamiento. Llegamos antes de la hora que habíamos pedido la reserva, pero como en verdad la habíamos pedido temprano, no hubo problema en que nos dieran la mesa. De primera impresión los chicos quedaron encantados con el lugar. Es que es casi como estar al aire libre, súper iluminado y ventilado.

Nos ubicaron en nuestra mesa y nos entregaron la carta, era el momento de la verdad de Adriana. No había menú de niños, así que tenía que elegir cualquier plato de la lista. En verdad siempre hay la opción de pedir un plato de fideos o nuggets, pero quería que comiera lo que había. Mientras nos decidíamos, nos trajeron unas cucharas de Pulpo al Olivo de cortesía.

Pulpo al Olivo

Cuando finalmente Adriana se decidió llegando a un acuerdo con Andrés de que entre los dos comerían un Lomo Saltado, hicimos nuestro pedido. Y mientras esperábamos nos trajeron una canasta de panes y queso crema con miel y aceitunas deshidratadas, que cosa rara, era sin costo adicional, algo que otros restaurante deberían aprender.

Abreboca

Llegó nuestra primera entrada, un Cebiche Mixto, es decir, un cebiche con pescado, langostinos, pulpo, calamar y conchas. Estaba rico, bastante frío como me gusta y lo mejor, no estaba muy picante. Sé que muchos me dirán que el cebiche tiene que picar, pues no, yo creo que debe tener su punto de ají pero debe ser comible, por lo menos a mí me gusta así. Entre los tres nos devoramos el cebiche (ya se imaginan quién ni lo miró).

Cebiche Mixto: 49.00 soles

El primer plato de fondo en salir, casi junto con el cebiche fue el Lomo Saltado, y es que como era también para Adriana pedimos que por favor nos lo traigan antes que el resto de platos. Casi no lo pude probar. Las papitas fritas suelen ser intocables, ni pensar en que mis hijos las puedan compartir, pero siempre se puede, ja,ja,ja. La verdad es que cuando casi terminaron el plato recién pude meterle el tenedor para probarlo. Me encanta comer el jugo del lomo saltado con el arroz, y este estaba buenazo, con ese sabor ahumado típico del lomo saltado.

Lomo Saltado: 52.00 soles

Llegó también la Causa Carretilla, típica causita pero con cebiche de lenguado y chicharrón de calamar. Para mi gusto, algo salada, aunque según mi esposo estaba bien. Lo cierto es que yo como las comidas bajas de sal, entonces a veces me suelen pasar estas cosas, pero a pesar de lo que dijo mi esposo, sigo pensando que la hicieron subida de sal, lo que no me dejó disfrutarla.

Causa Carretilla 175: 39.00 soles

Entonces llegó mi plato, Atún Serrano: medallones de atún con pesto, acompañado de risotto de hongos de Porcón y ensaladita verde. Debo decir que cuando tomaron mi orden no me preguntaron qué término quería el atún, no sé si fue omisión del mozo o es que no hay cabida a consulta y te lo sirven como el chef considera debe servirse el atún. Lo bueno es que me gusta el atún rojito, así que para mí estuvo en su punto. En cuanto al risotto, estuvo bueno, el arroz al dente (no duro, no blando) y cremoso. Los hongos de Porcón tienen un sabor peculiar y destacó bastante bien en el risotto. Sí, también lo sentí un poco subido de sal.

Atún Serrano: 51.00 soles

Y el plato de mi esposo, Sudado de Cabrilla, que bueno, solo había lenguado ese día así que se lo hicieron con lenguado. No pude dejar de probarlo y estaba buenísimo, pero también picante. Claro que acompañado con el arroz se neutraliza un poco, lo que resultó reconfortante. Yo considero que el sudado es un plato que levanta el espíritu, me gusta mucho y este en verdad estaba bueno.

Sudado de Cabrilla: 55.00 soles

Y ahora sí la hora feliz. La hora del postre. Algo complicado para los chicos porque no son los típicos postres que encuentras en los restaurantes donde uno suele ir con los chicos, son un poquito más elaborados y con términos que quizás ellos no entienden. Aunque Adriana vio que había Suspiro de Limeña, y ese lo conoce bien y le gusta, así que lo pidió. Lo malo es que a mí no me gusta mucho, es que es muy dulce, así que no lo compartiría conmigo, pero sí con su papá. No sabría decirles si estaba rico o no, porque no lo comí y tampoco tengo mucho con qué compararlo.

Suspiro de Limeña: 21.00 soles

En cambio entre Andrés y yo decidimos compartir un Napoleón Cremoso, que consistía en láminas de masa filo rellenas con mousse de lúcuma y Nutella con crema de chocolate. Estaba riquísimo, y es que si te gusta la lúcuma de seguro te gustará. Andrés no estaba muy seguro del mousse de lúcuma, pero cuando lo probó le encantó. En cuanto a la crema de chocolate, la verdad no le llegué a sentir la Nutella, pero no me importó porque estaba tan cremosita y chocolatosa que yo diría no faltaba más. Ah…viene acompañado de helado artesanal de vainilla. Un postre delicioso, perfecto para finalizar el almuerzo.

Napoleón Cremoso: 28.00 soles

Y cuando habíamos terminado de comer y beber todo, a pesar de haber pedido postre, nos soprendieron con una cortesía más de la casa: una tabla con alfajores y rollitos de chocolate con kion.

Tabla de dulces

Al final, mis hijos felices, y ya tomaron nota que Amor Amar es uno de los restaurantes marcados como aceptables en su pequeña  lista de lugares que pueden decir que sí si es que les volvemos a ofrecer ir ahí. Y sí, nos gustaría regresar, pero será en un buen tiempo porque no es un lugar barato, creo que ya no hay restaurantes baratos en Lima, así que tendremos que esperar a que nos vuelva a llegar un cupón de descuento de la maravillosa Cuenta Sueldo.

Amor Amar
Dirección: Jr. García y García 175, Barranco
Teléfono: 619-9595
Página web: www.amoramar.com
Horario de Atención:
– Lunes a sábado de : 12:30 pm – 4:00 pm / 8:00 pm – 12:00 am
– Domingo: 12:30 pm – 5:00 pm

Anuncios

Acerca de Nydia

Cuando era soltera, rara vez cociné en casa de mis padres, pero cuando me casé tuve que entrar a la cocina, sobre todos los fines de semana que era cuando mi esposo y yo almorzábamos en casa, juntos preparábamos el almuerzo. Y así, poco a poco encontré el gusto a la cocina con la repostería, porque con ella puedo engreír a mi familia y sobre todo endulzarles la vida.
Esta entrada fue publicada en Restaurantes y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a Almorzando en Amor Amar

  1. abuelagapita dijo:

    Queridos amigos blogueros, en esta entrada os he dejado el premio PREMIO ONE LOVELY BLOG AWARD Sé que sois gente importante en las redes sociales y que vuestras publicaciones me parecen muy interesantes, lo único que pretendo es, que esta nominación, sirva para que en el mundo de los bloguer se os “reconozca” la labor tan extraordinaria que haceis. http://abuelagapita.wordpress.com/2014/08/19/abuelagapita-agradecida-premio-one-lovely-blog-award/

  2. What a great place to have a nice lunch/dinner… Both the lomo saltadoa nd the napoleons caught my eye immediately.

  3. The food all looks so delicious! There is a new Peruvian restaurant in Melbourne that I am eager to try 🙂

  4. Betty Soto dijo:

    Ese atún se veía delicioso. Alguna vez he pasado por allí. Será motivo para ir.
    Un abrazo.

  5. Te recomiendo Deli France en Av. Santa Cruz, Miraflores. No es barato, pero vale la pena una escapadita con tu esposo!!!!

  6. Recién veo esta entrada… ¡Muy más completa!, yo vivo lejos y estos post los disfruto a la vez que babeo claro… je,je,je… 🙂

Si te gustó mi publicación o tienes alguna consulta, déjame tu comentario.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s