Gingerbread Cake

Hoy les traigo un clásico navideño, un Gingerbread Cake, un riquísimo queque lleno de especias y hecho con miel de chancaca y panela, ideal para estas fiestas.

Gingerbread Cake


Y aunque haga mucho calor, igual lo podemos acompañar con una rica taza de chocolate caliente, ¿no lo creen?

Diciembre es un mes de transición, porque se termina el invierno y empieza el verano, por lo menos aquí en Lima, porque la verdad es que en esta parte del mundo solo tenemos dos estaciones. Es la época en que comenzamos a sacar nuestra ropa de verano, a desempolvar las sandalias y guardar las chompas y abrigos.

Es la época en que los gimnasios se llenan de gente, gente con la esperanza de que en un mes pueda bajar esos rollitos que crecieron desmesuradamente durante el invierno y que deben desaparecer para poder lucirse en la playa, o simplemente para poder usar nuevamente la ropa del verano pasado sin que los botones salgan disparados.

Pero diciembre es también la época de las celebraciones, los interminables lonches navideños, llenos de chocolate y panetón, la cena de Navidad del 24 y el almuerzo familiar del 25…y luego las celebraciones de fin de año y sobre todo la gran fiesta de Año Nuevo. Y mientras sudamos la gota gorda en el gimnasio, seguimos comiendo y tomando. Vamos, es Diciembre, ya el 2 de enero nos dedicaremos a comer lechuga.

Y yo como soy muy buena gente, voy a contribuir con las calorías, y es que hay que estar a tono con la época, y por eso les traigo esta receta. Ojo, la idea no es que se coman este Gingerbread Cake ustedes solos, la idea es que lo compartan, y piensen que mientras más delgada la tajada que se corten, serán menos calorías y menos abdominales que hacer.

Aunque sí les digo que cuando lo prueben van a querer más, y ahí viene mi regalo de Navidad, les regalo voluntad, les regalo fuerza, les regalo aguante. Y ese pedazo extra que quieren comerse ustedes, mejor se lo dan a su pareja, no hay nada más efectivo para que una persona se vea más delgada que el que tu pareja engorde. Es un hecho.

Esta es una receta fácil, y no es necesario usar batidora, se hace a mano. Y si bien el molde que he usado tiene la forma de la familia Gingerbread, en verdad pueden usar cualquier otro molde rectangular liso, o uno cuadrado, como el que usamos para hacer el Crazy Cake. Si es que usan uno de estos con relieve, lo mejor es engrasarlo con grasa en spray. Si usan un molde liso, basta mantequilla y harina, pero sí les recomiendo que pongan en la base papel manteca engrasado y enharinado para que sea más fácil desmoldar.

Anímense a hacer este queque, la verdad es que está buenazo.

El paso a paso para preparar este delicioso Gingerbread Cake lo pueden ver en este video.

Y para ver la receta completa, ingresen a mi post en Mamás Blogueras Peruanas.

Fuente: Calorie Count

Anuncios

Acerca de Nydia

Cuando era soltera, rara vez cociné en casa de mis padres, pero cuando me casé tuve que entrar a la cocina, sobre todos los fines de semana que era cuando mi esposo y yo almorzábamos en casa, juntos preparábamos el almuerzo. Y así, poco a poco encontré el gusto a la cocina con la repostería, porque con ella puedo engreír a mi familia y sobre todo endulzarles la vida.
Esta entrada fue publicada en Queques y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Gingerbread Cake

  1. NICOLLE dijo:

    Hola! Porfa puedes decirme donde conseguiste ese molde? 😀

  2. Pingback: Helado de Especias…vegano – Mi Vida en un Dulce

Si te gustó mi publicación o tienes alguna consulta, déjame tu comentario.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s