Bundt Cake de Leche Caliente (Hot Milk Bundt Cake)

Así como hay un día del Pisco Sour o un día del Pollo a la Brasa, hay también un día para celebrar al Bundt Cake.


Es verdad, hoy por hoy hay día para todo, pero este me encanta. Así que, para celebrarlo bien, haremos un Bundt Cake de Leche Caliente.

Es verdad que el calendario de celebraciones de comida se ha vuelto increíble, creo que todos los días está dedicado a un plato de comida, en especial a los postres. En Perú hemos empezado a adoptar este tipo de celebraciones y pues por eso tenemos también días para nuestros platos típicos.

Internacionalmente hay celebraciones que las hemos recibido con mucho agrado en nuestro país, como el día del pan. Y hay otras celebraciones que pasan casi desapercibidas por nosotros, y nos enteramos de su existencia por las redes.

Pero una de las celebraciones que cada vez está teniendo más popularidad es el Día del Bundt Cake, que se celebra el 15 de noviembre. Claro que esta es una celebración de Estados Unidos, y la fecha fue designada por la empresa Nordic Ware, los creadores de los moldes de Bundt Cake.

Cabe mencionar que el término Bundt es una marca registrada de Nordic Ware, es decir, no todos los queques que se hacen con un molde con hueco pueden llamarse Bundt Cake, no, eso solo se puede hacer si es que el queque se hizo en un molde Bundt.

Y como saben, yo me he vuelto un poco adicta a esos moldes, me encantan, y tengo ya una pequeña colección. Aunque ahora que ya no venden en Perú el spray especial para engrasar moldes me estoy limitando a usar los que tienen pocos diseños, como este, que es el Heritage.

Pero hablemos un poquito de la receta. A diferencia de la mayoría de recetas para hacer este tipo de queques, donde los ingredientes deben estar a temperatura ambiente y primero se debe cremar la mantequilla con el azúcar, este queque parte de un batido de huevos con azúcar y usa una mantequilla derretida con la leche, en caliente.

Al final tenemos un queque hermoso, con mucho aroma, súper suave y esponjoso. Eso sí, para mi gusto es bien dulce, de hecho, la receta se hace con 2 tazas de azúcar, pero yo le puse 1 ½ y aun así lo sentí algo subido de dulce, pero al resto le pareció perfecto.

El paso a paso para preparar este delicioso Bundt Cake de Leche Caliente lo pueden ver en este video.

Y aquí tienen la receta completa para que la puedan imprimir:

Bundt Cake de Leche Caliente

Ingredientes:

  • 2 tazas de cake flour (ver notas) (226 g)
  • ¼ cucharadita de sal (1.5 g)
  • 112 g de mantequilla sin sal (1/2 taza)
  • 1 taza de leche (250 ml)
  • 4 huevos
  • 1 ½ tazas de azúcar (300 g)
  • 1 cucharadita de vainilla (5 ml)
  • 1 cucharadita de polvo de hornear (4.6 g)

Preparación:

  1. Precalentar el horno en 350°F/180°C.
  2. Engrasar y enharinar un molde redondo con hueco de 10 tazas de capacidad.
  3. En un tazón cernir la harina (cake flour) con la sal. Reservar.
  4. En una olla llevar a hervir la mantequilla con la leche.
  5. En el tazón de la batidora batir los huevos hasta que espumen e ir agregando el azúcar en tres tandas. Batir hasta que la mezcla esté muy esponjosa.
  6. Agregar la vainilla y la harina en dos tandas y batir hasta que esté todo integrado.
  7. Sin dejar de batir, lentamente agregar la leche caliente. La masa quedará casi líquida.
  8. Agregar el polvo de hornear y batir por un minuto más a velocidad media.
  9. Vaciar la masa dentro del molde y hornear por 45 – 55 minutos, hasta que, al insertar un probador, este salga limpio.
  10. Retirar del horno, dejar reposar 10 minutos, desmoldar sobre una rejilla y dejar enfriar totalmente.

Notas:

  • Para hacer cake flour en forma casera, por cada taza requerida, colocar en la taza de medir 2 cucharadas de fécula de maíz y completar la taza con harina sin preparar.
  • Cuando se lleve la leche con la mantequilla al calor, hay que dejar que rompa el hervor y luego retirar, no dejar la olla por más tiempo porque se puede quemar la leche y/o la mantequilla.

Receta inspirada en: Hot Milk Cake de Life is but a dish.

Anuncios

Acerca de Nydia

Cuando era soltera, rara vez cociné en casa de mis padres, pero cuando me casé tuve que entrar a la cocina, sobre todos los fines de semana que era cuando mi esposo y yo almorzábamos en casa, juntos preparábamos el almuerzo. Y así, poco a poco encontré el gusto a la cocina con la repostería, porque con ella puedo engreír a mi familia y sobre todo endulzarles la vida.
Esta entrada fue publicada en Queques y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Si te gustó mi publicación o tienes alguna consulta, déjame tu comentario.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.