Pancitos de Camote

¿Se acuerdan de los famosos Pancitos de Papa? En mi casa les encantó, y cuando publiqué la receta, fue todo un éxito.


Ahora probaremos con otro ingrediente, el camote, que le da un sabor y un color maravilloso a estos pancitos. Así que, con ustedes, los Pancitos de Camote.

Hace tiempo que quería volver a hacer algo con camote, también conocido como batata o boniato. A diferencia de la papa, no hay mucha variedad, y aquí en Perú se comercializa mucho el camote morado y el anaranjado.

Personalmente me encanta el camote anaranjado, lo encuentro más dulce y más suave, sobre todo si es que lo hemos dejado al sol, porque hace que sea un poco más dulce. Mi forma favorita de comerlo es al horno, porque concentra todo su sabor y no le añade agua.

Lo que sí detesto es cuando lo glasean. Ya ven que el camote es uno de los acompañamientos clásicos en el cebiche, el dulce ayuda a contrarrestar el picante del ají. Pero el camote de por sí, en su forma natural, ya es dulce, pero cuando lo glasean y le añaden azúcar o miel, no lo tolero, y se me hace impasable en un plato de cebiche.

Y ya que hablamos del camote horneado, cuando lo uso en las recetas prefiero cocinarlo de esta forma, justamente porque el contenido líquido es mínimo. Cuando lo sancochamos, es inevitable que el camote absorba el agua durante la cocción, cosa que no pasa cuando se hornea. Para cocinarlo, simplemente lo envuelvo en papel platina y al horno.

Es más, pueden aprovechar cuando hagan alguna comida horneada de poner unos cuantos y servirlo de acompañamiento, o simplemente volverlo puré y congelarlo, que es lo que a veces hago. Así congelado me dura unos seis meses y lo puedo usar para hacer cualquier receta que lleve puré de camote.

El camote es un ingrediente muy versátil en la cocina, sobre todo en los postres. Y lo que me he dado cuenta es que puede reemplazar al zapallo americano en la mayoría de las recetas que llevan ese vegetal. Ojo, la mayoría, no digo en todas, hay algunas que el sabor del zapallo es un elemento importante.

La receta de estos pancitos es bien fácil, y bueno, como toda masa con levadura toma su tiempo, pero es una masa muy dócil, verán que es fácil de trabajarla. Lleva un poco de romero para darle un toque diferente de sabor, pero es opcional, pueden no ponerle y los pancitos les quedarán igual de ricos.

El paso a paso para preparar estos deliciosos Pancitos de Camote lo pueden ver en este video.

Y aquí tienen la receta completa para que la puedan imprimir:

Pancitos de camote

Ingredientes:

  • 1 taza de puré de camote
  • 2 huevos
  • ⅓ taza de azúcar (67 g)
  • 85 g de mantequilla sin sal derretida y fría
  • 1 ½ cucharaditas de sal (9 g)
  • 1 cucharadita de romero fresco picado (opcional)
  • ¾ taza de leche tibia (188 cc)
  • 2 ¼ cucharaditas de levadura instantánea (9 g)
  • 4 ½ a 5 tazas de harina sin preparar (562 g – 625 g)
  • 1 huevo batido con 1 cucharada de leche para barnizar los pancitos
  • Sal gruesa para espolvorear sobre los pancitos (opcional)

Preparación:

  1. En el tazón de la batidora poner el puré de camote, huevos, sal, azúcar y romero (si se usa) y batir bien.
  2. Agregar la leche tibia y seguir batiendo.
  3. Agregar dos tazas de harina y la levadura y seguir batiendo.
  4. Agregar dos tazas más de harina, cambiar el aditamento de la batidora por el gancho para amasar e ir agregando el resto de la harina poco a poco.
  5. Amasar por unos minutos más, hasta que la masa se separe de los bordes del tazón, pero se siga pegando a la base.
  6. Colocar la masa en una mesa enharinada, amasar un poco y darle forma de bollo.
  7. Colocar el bollo en un tazón engrasado, cubrir y dejar levar hasta que duplique su tamaño.
  8. Desgasificar la masa, cortarla en 18 porciones iguales, bollar y colocarlos en un molde rectangular de 9 x 13 pulgadas.
  9. Pincelar los pancitos con la mezcla de huevo, cubrir con film y dejar levar hasta que duplique su tamaño.
  10. Precalentar el horno en 400°F/200°C.
  11. Volver a pincelar los pancitos con la mezcla de huevo, espolvorear con sal gruesa (si se usa) y hornear entre 15 a 20 minutos, hasta que hayan tomado un color bien dorado.
  12. Retirar del horno, dejar entibiar y servir.

Notas:

  • Si se usa levadura fresca o seca pero no instantánea, diluirla primero en la leche tibia junto con una cucharadita de azúcar, dejar fermentar por unos 5 minutos y agregarla a la masa en el paso 2.
  • Es preferible si el film lo engrasan antes de cubrir los pancitos, de ese modo se evita que se pegue y deforme la masa al momento de retirar.
  • Al poner los pancitos en un solo molde quedarán bien compactos y casi en un bloque. Si prefieren que queden individuales, después de bollar, colocarlos en forma separada usando dos placas para horno forradas con silicona o papel manteca.

Anuncios

Acerca de Nydia

Cuando era soltera, rara vez cociné en casa de mis padres, pero cuando me casé tuve que entrar a la cocina, sobre todos los fines de semana que era cuando mi esposo y yo almorzábamos en casa, juntos preparábamos el almuerzo. Y así, poco a poco encontré el gusto a la cocina con la repostería, porque con ella puedo engreír a mi familia y sobre todo endulzarles la vida.
Esta entrada fue publicada en Panes y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Si te gustó mi publicación o tienes alguna consulta, déjame tu comentario.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.