Pan de Molde

Sí, hoy vamos a hacer un pan sin complicaciones, simple, fácil de hacer y fácil de comer, salvo que seas celíaco.


Hoy haremos un clásico Pan de Molde. Sí, clásico porque es con harina común y sin agregados o “cositas” adicionales, ni dentro ni fuera del pan.

Entiendo que últimamente se nos da por comer panes con harinas integrales, o harinas alternativas que no tengan gluten, o panes enriquecidos con semillas de todo tipo. Debo decir que esos panes me encantan, y por eso las recetas las tienen en el blog, pero hoy quise hacer uno clásico.

Un fenómeno que ha ocurrido no hace mucho es el de satanizar el pan, cuando pan se ha comido a lo largo de la historia de la humanidad. Claro que hoy tenemos más información, más estudios y comprendemos que no siempre las cosas son como parecen. Entonces, ¿qué pasa con el pan? ¿Es malo el gluten? ¿Ya no deberíamos incluir el trigo en nuestra alimentación?

Amo el pan, con locura y con pasión. Muero cuando huelo el pan recién horneado. ¿Hay algo más rico que un pan francés recién salido de los hornos de la panadería de la esquina de tu casa? ¿Voy a morir si me como ese pan? No, hoy no, pero quizás cuando tenga que ponerme el bikini cuando llegue la temporada de playa.

Un pan clásico hecho en casa no tiene por qué hacerte daño, a menos claro que no puedas consumir gluten o seas alérgico a alguno de los ingredientes que se usen en la elaboración. Por lo demás, eres tú quien controla la calidad de los insumos, y eres tú quien le pondrá amor a la masa, eres tú que engreirás a tu familia.

Por otro lado, un pan industrial tiene la problemática de todos los químicos y preservantes que usa, creo que es ahí donde van todos aquellos artículos de que comer pan no es bueno. Pero para quienes no tenemos una panadería cerca o un panadero que pase todas las mañanas, nos tenemos que resignar al pan de molde de los supermercados.

El paso a paso para preparar este delicioso Pan de Molde lo pueden ver en este video.

Y aquí tienen la receta completa para que la puedan imprimir:

Pan de Molde

Ingredientes:

  • ⅓ de taza de agua tibia (para la levadura) (83 cc)
  • 2 ¼ cucharaditas de levadura seca (9 g)
  • 1 ⅓ tazas de agua tibia (para la masa) (333 cc)
  • 2 cucharadas de azúcar (25 g)
  • 2 ½ cucharaditas de sal (15 g)
  • 20 g de mantequilla sin sal
  • 4 ½ – 5 tazas de harina sin preparar (sin agentes leudantes) (562.5 g – 625 g)

Preparación:

  1. Disolver la levadura con 1/3 de agua tibia y dejar reposar unos 5 minutos, hasta que empiece a espumar.
  2. En el tazón de la batidora colocar el resto del agua, el azúcar, sal, mantequilla y 2 1/2 tazas de harina y batir hasta que esté todo integrado.
  3. Agregar la levadura y batir hasta integrar bien.
  4. Ir agregando el resto de la harina, de media taza en media taza, hasta ver que se forme la masa y se empiece a desprender de los lados del tazón. Es posible que sobre un poco de harina.
  5. Amasar por unos 10 minutos, hasta que la masa esté suave y no se pegue.
  6. Colocar la masa sobre la mesa ligeramente enharinada, formar un bollo y colocar en un tazón engrasado. Cubrir y dejar que duplique su volumen (1 – 1 1/2 horas).
  7. Desgasificar la masa, colocarla sobre la mesa enharinada y estirar en forma de rectángulo, donde el lado más corto sea del ancho del molde que se va a usar.
  8. Enrollar por el lado corto, como si fuera un pionono, sellando bien con los dedos para crear tensión. Sellar los lados.
  9. Colocar la masa dentro de un molde engrasado, con el cierre para abajo, cubrir y dejar que duplique su volumen (1 – 1 1/2 horas).
  10. Precalentar el horno en 400°F/200°C.
  11. Pincelar el pan con mantequilla derretida y hornear por 35-40 minutos.
  12. Retirar del horno, dejar entibiar dentro del molde por 10 minutos y luego desmoldar sobre una rejilla para que enfríe totalmente.

Notas:

Receta inspirada en: My Favorite White Bread de Brown Eyed Baker.

 

 

Anuncios

Acerca de Nydia

Cuando era soltera, rara vez cociné en casa de mis padres, pero cuando me casé tuve que entrar a la cocina, sobre todos los fines de semana que era cuando mi esposo y yo almorzábamos en casa, juntos preparábamos el almuerzo. Y así, poco a poco encontré el gusto a la cocina con la repostería, porque con ella puedo engreír a mi familia y sobre todo endulzarles la vida.
Esta entrada fue publicada en Panes y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Si te gustó mi publicación o tienes alguna consulta, déjame tu comentario.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.